Salud generalCOVID-19

Seis marcadores para revisar y controlar la salud tras el confinamiento

Seis marcadores para revisar y controlar la salud tras el confinamiento

Mayo 12, 2021

Medir el nivel de colesterol, diabetes, vitamina D y otras vitaminas y minerales como el calcio o el magnesio son esenciales para corregir posibles carencias que las personas hayan tenido durante el confinamiento.

El tiempo de confinamiento ha supuesto un cambio en el ritmo de vida y en algunas ocasiones puede haber repercutido negativamente en la salud de las personas. El aislamiento ha afectado a aspectos diarios en la interacción social, la restricción de movilidad, la reducción de tiempo al aire libre e incluso en la dieta.

Con la desescalada y gran parte del país en Fase 3, aconsejamos hacer una revisión médica tras esta etapa de cuarentena. Estos son los marcadores que se deben valorar en una analítica.

1. Estudio lipídico

Es uno de los factores de riesgo cardiovascular que más repercuten sobre la salud a medio plazo y que más capacidad tiene de ser modificado, para bien o para mal, mediante cambios en los hábitos de vida. La falta de ejercicio físico regular y el no consumir siempre productos frescos bajos en grasa pueden afectar a nuestro perfil lipídico. Para su estudio, se recomienda completar el estudio lipídico básico con las apolipoproteínas A y B, ya que son un predictor más exacto de riesgo cardiovascular. El primer motivo para preferir las apolipoproteínas como marcador, es que la medición clásica del colesterol LDL o “colesterol malo” no se realiza deforma directa, sino que se calcula a partir del colesterol HDL o “colesterol bueno” y el colesterol total; y en segundo lugar porque la cuantificación de las apolipoproteínas A y B ayuda a diferenciar entre las partículas de colesterol con mayor o menor capacidad para formar placas de ateroma (cúmulo de colesterol en la pared de una arteria).

2. Estudio glucémico

Analiza uno de los problemas sanitarios a nivel mundial: la diabetes mellitus tipo 2 (DM II). El sedentarismo de los últimos meses, una dieta inadecuada y el consumo de tabaco y alcohol son factores que pueden dificultar el control de la glucemia. Para su estudio se incluye la concentración de glucosa en sangre o “glucemia” junto con el estudio de la hemoglobina glicosilada (HbA1C) y Péptido C, ya que son marcadores que reflejan con exactitud cómo está siendo el control del metabolismo glucémico.

3. Vitamina D

La falta de actividad al aire libre ha reducido la exposición solar, responsable de la síntesis y activación de la Vitamina D, la cual juega un papel imprescindible en el metabolismo. También conocida como 25(OH)D o colecalciferol en la piel, regula los niveles de calcio y fósforo, esenciales para mantener la masa ósea y evitar osteoporosis; controla el dolor, favorece el desarrollo de masa muscular y ayuda a prevenir enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes I y II, hipertensión arterial e insuficiencia renal.

Si durante estos meses la exposición a la luz solar ha sido escasa, los requerimientos diarios de Vitamina D serán mayores. Además, se debe complementar con una dieta que incluya yemas de huevo, pescado de agua salada (como salmón, bacalao, marisco, sardinas y atún),hígado, lácteos y cereales enriquecidos con Vitamina D.

4. Nivel de magnesio

Este mineral bien incorporado en la dieta interviene en la producción de energía, en la contracción muscular, en el funcionamiento del sistema nervioso y en la mineralización ósea. El magnesio se encuentra en pequeñas cantidades en una gran variedad de alimentos: vegetales como espinacas, cereales y nueces. Los alimentos ricos en fibra también son buenas fuentes de magnesio. La posible disminución de consumo de alimentos frescos a diario durante el confinamiento ha podido disminuir su nivel.

5. Ácido Fólico y Vitamina B12

Son dos vitaminas necesarias para la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento del sistema nervioso central. La falta de alimentos frescos de origen animal como la carne, queso, leche, huevos y mariscos ha podido disminuir los niveles de estos marcadores. Por ese motivo es tan importante que los veganos, al no consumir alimentos de origen animal, controlen de manera habitual el nivel de estas vitaminas.

6. El Calcio (Ca++)

Es un electrolito que mantiene la masa ósea e interviene en el funcionamiento del sistema nervioso, el aparato muscular y el sistema de la coagulación. Las alteraciones de calcio no llegan a percibirse hasta que son muy severas, ya que sus síntomas no son muy específicos: fatiga, irritabilidad, ansiedad y depresión. Para ello se recomienda seguir una dieta rica en calcio con alimentos como los lácteos, huevos, pescado, los vegetales de hoja verde y la fruta.

Disponer de información real y fiable acerca del estado de salud permite tomar el control y mejorar todos aquellos puntos que dependen de los hábitos de vida.Nuestro equipo médico te anima a conocer todas las carencias que han podido producir el largo periodo de confinamiento para cuidar la salud y recurrir a los profesionales médicos y a la calidad científica contrastada.